Acabados

ACABADOS

Qué duda cabe que la elección del acabado del material será en función al uso que se le quiera dar. Estará en función de su destino y a la ubicación del mismo, creando un cuadro plástico en su conjunto de conformidad a la obra a realizar.

 

Pulido

-      Proceso

Se trata de conseguir una superficie del material brillante. Es uno de los acabados más habituales en los procesos de elaboración tanto en los mármoles como en los granitos. Este proceso se consigue mediante abrasivos especiales que tratan la superficie del material.

-      Apariencia conseguida

El resultado conseguido es una apariencia brillante que hace resaltar la textura y los colores del mármol o granito pulido. Asimismo consigue una superficie plana y completamente lisa, y se alcanza también a cerrar la porosidad del material obteniendo una mayor resistencia a las agresiones externas y climatológicas, obstruyendo en gran medida su porosidad.

Acabado Pulido

 

Apomazado

-      Proceso

Esta transformación se da en materiales que forzosamente ostenten cierta dureza. Básicamente el proceso es similar si no igual al de pulido, sin llegar a ser tratado con los abrasivos del pulimento, para no darle el acabado brillante. Para este proceso de transformación, se utiliza metódicamente el mismo abrasivo que el pulido en forma sucesiva en su granulado de mayor a menor.  Esta transformación en superficies grandes se realiza con máquinas de varios brazos, que a su vez exhiben varias cabezas de rotación para poder realizar el trabajo. En superficies pequeñas, este mismo proceso se realiza manualmente.

-      Apariencia conseguida

Una vez conseguido apomazar el material, este consigue un resultado que destaca su textura y aviva su color. Dándole una tonalidad más oscura sin llegar a sacarle brillo, consiguiendo con el material tratado, superficies planas sin marcas visibles del aserrado.

 Acabado Apomazado

 Abujardado

-      Proceso

Que duda cabe que para emplear este tratamiento, el material a tratar debe de tener una consistencia especialmente dura. Este proceso es una forma de elaboración muy utilizada mayoritariamente en decoración exterior. Se lleva a cabo manualmente o con maquinaria con cabezales vibradores en forma de amartellamiento neumático, golpeando repetidamente el material hasta conseguir una textura uniformemente puntuada.

 

-      Apariencia conseguida

La apariencia conseguida con este proceso es la de una superficie con unos agujeros muy pequeños uniformes distribuidos en la pieza elaborada, dándole un tono de aclarado en la tonalidad del material.

Acabado abujardado

 

Flameado

-      Proceso

Este es un proceso que se suele obtener de tableros mayoritariamente grandes, salidos del telar de aserrado. Se llama flamear a la transformación de la superficie del material, en un proceso de tratamiento térmico a elevada temperatura con surtidores de oxiciatileno, que provocan una temperatura superior a los 3000º centígrados.  Ópticamente el proceso consiste en el paso de una llama de forma inclinada en 45º actuando sobre el mineral granítico o mármol, produciéndole un shock térmico, haciendo finas láminas sobre la pieza.

 

-      Apariencia conseguida

Su apariencia viene dada de una superficie rugosa y básicamente uniforme. Su textura suele ser rugosa y de características rústicas, sin modificación sustancial de tonalidad.

El tratamiento suele darse de forma limpia y no deja residuos.

Acabado Flameado

Serrado

-      Proceso

El aserrado es el estado que reflejan las tablas de material una vez salidas del telar, erosionadas por los flejes del telar. También se da este acabado en el proceso del corte de bloques con láminas simples, o con multilaminar, siendo el paso previo casi siempre para otro acabado de superficie.

 

-      Apariencia conseguida

La apariencia obtenida es la de una textura un tanto rugosa y áspera. La superficie suele ser plana y lisa. El material conserva sus tonalidades aunque de gamas un tanto más claro y mate.

  

Arenado

-      Proceso

El proceso del arenado es muy similar al del abujardado. Pero su agresividad sobre el material es considerablemente menor, conseguido por técnicas de intensidad inferior, y de erosión menor sobre la roca. Dicha técnica consiste en inyectar un chorro de arena de sílice de mina, mediante maquinaria que utiliza sistema venturini, de efecto de vacío, consiguiendo presiones superiores a los 100 Kg. El chorro de arena de sílice es de alta presión, incidiendo en la superficie del material consiguiendo el efecto óptico propio del arenado.

 

-      Apariencia conseguida

La apariencia que se obtiene es similar a la del abujardado con textura más fina. El acabado es la superficie de la piedra es de características completamente uniformes, dándole mayor relieve del acabado en función de la presión a la que sea sometida el chorro de arena.

Acabado Arenado

 

Deja un comentario